lunes, 14 de marzo de 2016

DESDE ALGÚN LUGAR



¡¡¡Buenos díassss!!!

Mil perdones porque ayer al final me fue imposible actualizar, pero como más vale tarde que nunca , aquí os dejo con “Algo que contar by Ángeles” y una carta que surgió a raíz de un comentario que me hicieron y que como mujer me indignó,hoy me pongo un poco más seria porque el comentario así lo requiere. Ánimo con la semana ;)

Querido empresario:

Le escribo desde algún lugar, aún no sé dónde me quedé perdido entre la ilusión y la nada.

Ella me quería, me deseaba más que a nada pero no fue posible, demasiados impedimentos sociales, demasiadas metas que alcanzar incompatibles conmigo.

Aún recuerdo cuando junto a él me imaginaban, cuando miraban con ilusión la habitación vacía del fondo de casa.

Pero todo esto se truncó cuando le conoció. Su empresa era la mejor del sector, el sueño de ella era formar parte de su plantilla y estaba dispuesta a todo para llegar a trabajar a su lado y poder darme lo mejor cuando consiguiera una estabilidad económica. Pero todo esto quedó en un sueño en el momento en el que a Elena, su compañera, la echara por casarse. Según palabras textuales suyas: “Ese es el problema que tenéis las mujeres, tras la boda hay muchas posibilidades de embarazo”. Ella pensó que usted era un verdadero gilip…pero no sé por qué continuó a su lado, imagino que fue la necesidad económica. La cuestión es que los años pasaron y con ellos yo fui pasando y la habitación del fondo se convirtió en un despacho.

Soy conocedor de su actual situación sé que  su  enfermedad no le deja llevar una vida normal, quizás se sorprenda. Bueno voy a intentar explicarlo, digamos que una parte de mí se desarrolló en ese lugar que le digo. Empecé a inquietarme por saber más, sabe quería ser médico así que estudié por mi cuenta, ya que no tuve la posibilidad de ir a la universidad ya le digo que “vivo perdido”, y he dado con la solución a su enfermedad. La verdad no entiendo por qué los médicos no le dan una solución si es muy sencillo. Pero no puedo curarle lo siento hace 30 años le comentó a una mujer que tenía un problema y era el que toda mujer tenía, el embarazo. Y ella no me tuvo porque no podía mantenerme. Paradojas de la vida ahora usted tiene un problema y yo su solución. 

Algo que contar by Ángeles

No hay comentarios:

Publicar un comentario