domingo, 31 de agosto de 2014

CON PANTALONES Y A LO LOCO





Era domingo Carmen estaba preparándose para ir a misa junto con sus dos hermanas.

Eran otros tiempos en donde la mujer caminaba por aceras de adoquines con faldas midis y en ocasiones especiales un poquito de tacón.

De repente Carmen y sus hermanas se sobresaltaron al escuchar a su padre gritar:

- ¡¡¡¡Dios santo ¿qué más me queda por ver?!!!!- corrieron apresuradamente hacia el salón, donde su padre a medio atar su corbata azul marino, miraba por la ventana como si hubiera visto un fantasma sin dejar de frotar sus ojos, incrédulo de lo que veía.

- ¿Qué ocurre papá?

- Escondeos no vaya a ser que nos vean.
  
Tras los visillos, al otro lado de la calle, se dibujaba perfectamente la silueta de una mujer, pero no era una mujer como la madre de Carmen. Se trataba de una mujer que caminaba con paso firme y… con PANTALONES, era la primera vez que veían algo semejante. Era guapa, tenía un pelo negro ondulado que se despeinaba cada vez más a medida que el viento soplaba con más fuerza. Los pantalones dibujaban a la perfección su cuerpo delgado y esbelto. 

El padre de Carmen llamó a su madre y sus sirvientes, no podía dar crédito a semejante aberración. La gente por la calle volvía la cabeza con las caras desencajadas, pero a ella parecía darle igual, caminaba con coquetería, con tal decisión que nadie apenas se atrevía a mencionar una palabra. Volvió la esquina y desapareció calle abajo, fueron unos segundos, el tiempo suficiente para darse cuenta de que algo empezaba a cambiar.

Esta es una de esas historias que mi abuela me contaba sentada en el borde de mi cama los jueves, mientras acariciaba mi pelo y yo quedaba dormida. Aquella historia me impactó, me parecía increíble que una mujer con pantalón pudiera haber causado tanto impacto en mi bisabuelo. A la mañana siguiente le dije a mi padre: “ Papá hoy quiero ir al colegio con el pantalón de uniforme de mi hermano” mi padre se rió : “Hija tu eres una niña y tienes que ir con el uniforme que llevan las niñas” corría entonces 1994….